You Are Reading

Soluciones Bioclimáticas (I)

Ya sabemos que cuando hablamos de arquitectura bioclimática nos referimos
a esa arquitectura que se preocupa por aprovechar los condicionantes climáticos locales para lograr el confor térmico. Para ello utiliza principios, técnicas y herramientas de diseño sencillos, cuyo conocimiento nos vendrá bien tener para saber reconocer y valorar positivamente estas obras.

El principal factor, y más determinante, que influye en el confor térmico de un edificio es el sol, y aprovecharlo o protegernos de él será clave para garantizar aquél. El objetivo es sencillo: captar su radiación en invierno y evitarla en verano. Existen múltiples soluciones para lograrlo. Iremos viendo algunas poco a poco.

La primera y más obvia solución para protegernos del sol son los parasoles (de ahí su nombre). Estos elementos se utilizan para proteger los huecos de fachada de un edificio, impidiendo que los rayos del sol entren al interior evitando el efecto invernadero, causante del incremento de temperatura. Esta cuestión es fundamental: los parasoles deben ser exteriores al vidrio; elementos como visillos, estores, cortinas venecianas... no evitan el efecto invernadero, y por tanto no evitan que la estancia se caliente.




Fachada sur con lamas orientables que permiten evitar la entrada de luz directa.Edificio de oficinas de Pimesa, Elche. Arquitectos: José Amorós y José Juan Fructuoso. (Imágenes: J. M. Cutillas / Castillo)

Independientemente de la estética o materialidad de los mismos, su correcto funcionamiento dependerá de su eficaz diseño atendiendo a los recorridos solares en el lugar donde se sitúe. Existe una sencilla herramienta para conocer la posición solar en cada instante: las cartas solares.

Dependiendo de la latitud, cada carta solar nos indica el azimut y la elevación para cada fecha y hora concreta. Conociendo este dato, podremos diseñar correctamente los parasoles.




A la izquierda de la imagen: los parasoles horizontales fijos, además de proteger la fachada sur, se aprovechan para colocar panelessolares sobre ellos. Nueva sede del INE. Madrid. Arquitectos: Ruiz-Larrea y Asociados. (Imagen: Francisco Molinos / Ángel Baltanás)

Existen cuatro tipos de cartas solares, atendiendo al tipo de representación. Las más utilizadas son las cartas cilíndricas y las estereográficas.

Cada una muestra la proyección de la trayectoria solar sobre un cilindro imaginario o sobre el suelo, respectivamente. Su uso es sencillo: con la carta solar de la latitud correspondiente al lugar donde nos situemos, eligiendo el mes y la hora que queramos, podemos hallar la posición exacta del sol (azimut y elevación).




Cartas cilíndrica y estereográfica correspondientes a la latitud 40º norte.

"Helios" es un ejemplo de software diseñado para calcular y diseñar parasoles. Es una herramienta muy sencilla e intuitiva, que podéis utilizar para familiarizaros con los conceptos que hemos expuesto. Sus múltiples opciones de representación os permitirán comprender el funcionamiento de las cartas solares. Podéis descargaros una versión gratuita aquí (software en inglés).

Por David Soria.

Comments for this entry

Stephanie
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 

Copyright 2010. All rights reserved.

RSS Feed. This blog is proudly powered by Blogger and uses Modern Clix, a theme by Rodrigo Galindez. Modern Clix blogger template by Introblogger.