You Are Reading

Las patas del Gecko, un super-adhesivo.


Hoy, viendo un fabuloso video de la ponencia de Janine Benyus (especialista en biomimetismo) sobre 12 ideas sostenibles de diseño basadas en la naturaleza me he acordado del Gecko, un pequeño animal del que escuché hablar por primera vez durante mi posgrado en nanotecnología farmacéutica.

El Gecko, es un tipo de lagarto capaz de subir superficies verticales, hecho que llamó la atención de los científicos que lo transformaron enseguida en objeto de estudio.
Las investigaciones más recientes realizadas por expertos en nanotecnología han demostrado que la planta de las patas del gecko está cubierta de millones de estructuras parecidas a pelos microscópicos y cada uno de ellos termina en hasta mil estructuras llamadas espátulas. Son éstas las que fijan el gecko a la superficie mediante la tenue atracción de cargas eléctricas opuestas que se da entre las moléculas de los pelos y las moléculas de la superficie en cuestión. Las cargas se atraen y como los dedos de pie de geckos tienen hasta 2 millones de pelitos, y como cada pelito luego se divide en desde 100 a 1.000 ramitas,por lo que el numero de nano imánes es enorme
En éste vídeo lo podéis ver en acción. ( en inglés )



Pero no todo quedó ahí, ya que se dieron cuenta de que cuanto más pesa el gecko, más fuerza tiene. Y no solo eso, resulta que los piés del Gecko tampoco se ensucian. ¿ La razón ? La propia fuerza de atracción de las moléculas impide que partículas de suciedad puedan pegarse a los pies de estos pequeños animales. Por lo que se pusieron manos a la obra para crear un super-adhesivo al que llamaron Gecko sintético.

Los empresa encargada del desarrollo ha sido BAE Systems y según sus creadores basta con un metro cuadrado del nuevo material para mantener pegado del techo un coche familiar de tamaño medio.

Comments for this entry

Blue core

Nuevamente el electromagnetismo le gana la partida a la gravedad... interesante el uso que se puede hacer de este "mecanismo".

Profesor Lázarus

Otra de esas lecciones que nos dan los animales, esos seres tan "primitivos" que se quedaron atrás en la carrera de la evolución. Lo que no está nada claro es el circuito en el que tiene lugar la competición. Puede que sólo estemos dando vueltas más rápido y, por eso, estemos condenados a verlos delante por mucho que corramos...
Bueno, perdón por la reflexión y que bueno es verte otra vez al timón de tu blog. Un abrazo Alaitz.

 

Copyright 2010. All rights reserved.

RSS Feed. This blog is proudly powered by Blogger and uses Modern Clix, a theme by Rodrigo Galindez. Modern Clix blogger template by Introblogger.